Del Whisky y otras hierbas

Definitivamente y aunque a algunos les duela o hagan lo imposible por cambiarme los hábitos…defenderé con uñas y muelas mi gusto inclaudicable al Juanito Negro…y con hielo……

Lo anterior no desmerece en absoluto el importantísimo rol que puede llegar a ocupar en la vida de uno, el placer de vodkas, camparis, caipirinhas y,  por mucho, un buen cosmopolitan.

Mi higado cree, no obstante, que la mejor forma de apreciar un buen trago es que el susodicho elixir corone una bella semana mantenida solo por diarias copas de buen vino. Y no se trata en ningun caso de volcar la vida al alcohol, sino por el contrario….de apelar al mayor grado de evolución en la inteligencia emocional de uno, para lograr una empatica comunicación  entre  cabeza  e  higado;  o  lo  que es  mejor,  entre  este  último  y  el corazón … ya  que   a   la  larga  el   disfrute  siempre  termina,   para   bien   o   para mal, sintiéndose  en  este  último.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: