La Union

24 04 2017

Kan Kun, el Agua y la Tierra.  Las aguas de la superficie de la Tierra confluyen en partes donde  pueden  hacerlo,  como ocurre en el océano donde van a dar todos los ríos.   Las relaciones  se  establecen  y  estrechan  según  determinadas  leyes  interiores.    Son las experiencias comunes las que consolidan los vínculos y se requiere grandeza de espíritu, consistencia   y   fuerza   para   poder  reconocer   en   una   primera  instancia  a  su  complemento  y  para finalmente mantener  la  unión,  en búsqueda del objetivo común.

hex. 8

Resulta   impresionante  cada  vez  que  el  I Ching  muestra su certero criterio a nuestras interrogantes.

Me evoca una de las tantas crónica de Alejandro Lodi respecto del rol emancipador de la astrología,   y  ese  impulso  a  descubrir  lo que define como  ” … una  realidad  velada   a  nuestra   percepción  ordinaria…”.     Porque  en  el  caso  de  la unión,   no  es  la  sola   y aparente  intención  humana  la  que  alimenta  su  sustancia;   sino  que  hay algo que le precede, que requiere imperiosamente nuestra valentía. Una pequeña gran epopeya  que “…nos  convoca a  tomar la responsabilidad  de  nuestra  historia…”. Tremendo desafío el que  se  presenta  entonces,   para responder al llamado de mirar las relaciones bajo esta nueva   perspectiva;     para   salirse de un  “yo en espera de un tú”,  y proceder más bien a  identificar  ese  complemento,   haciéndonos  responsables  de  esta  unión  que    nos proyecta y nos llama a ser valientes para honrarla como merece.

El Agua llena los vacíos de la Tierra, quedando en perfecta unión con ella…