Espacios

19 10 2006

Cuando una decide abrir los espacios para compartir los mejores momentos con otra persona, esa otra persona debe ser sin duda alguien muy especial.

Uno deja que se filtre de a poco en el metro cuadrado, ese que el propio ego trata de protejer por deformación de la vida, de cualquier irrupción ingrata que pudiere eventalmente dejarnos un sabor más que amargo.

Sin lugar a dudas encontrar a "esa persona" que no sólo no molesta al filtrarse sino que su filtración te demuestra que puedes llegar a disfrutar el verte vulnerable….es estadísticamente muy cercano al imposible.

Por eso cuando la vida, luego de un sentido proceso, te pone en el camino el regalo de "reconocer" a ese alguien que llevas escrito en tu historia, se disfruta intensamente la posibilidad de compartir, así, sin limitaciones, la totalidad de los espacios…

Powered by Qumana

Anuncios